Adolfo Estevez, EthiFinance: “No vemos que sea preocupante en exceso una subida de tipos del BCE hasta un máximo de dos por ciento en 2023”

25th May of 2022

Adolfo Estévez, managing director de EthiFinance Ratings, en su intervención de esta mañana en el Foro MEDCAP, que se celebra en la Bolsa de Madrid, ha asegurado que si bien la actual situación económica se ve alterada en los últimos meses por diversos factores, el último del cual es la guerra que se libra en Ucrania y su impacto en el precio de energía e inflación que además, viene erosionando los márgenes empresariales “no vemos que sea preocupante una vuelta a tipos de interés de mercado que en cualquier caso seguirán bajos, no esperando que en ningún caso superen el 2% en Europa”.

Asimismo, ha afirmado que el creciente interés por la inversión socialmente responsable (ISR) es una realidad que ya transforma el sector de agencias de rating, donde en los últimos años hemos visto movimientos corporativos altamente interesantes. “No existen dudas -ha asegurado Estévez- sobre la necesidad de incorporar los factores de ESG dentro de los análisis de riesgo de crédito, aunque aún estamos en una fase temprana en la que la regulación supondrá un acelerador de este proceso, siendo especialmente relevante el estándar europeo de información sobre sostenibilidad que entrará en vigor a finales de este año”. Sobre este asunto, ha insistido, además en que “vamos a reflejar en nuestros informes como el ESG puede afectar a la solvencia de las empresas”.

“Los nuevos estándares europeos de sostenibilidad supondran un antes y un después en materia de sostenibilidad al obligar a las grandes empresas y a las cotizadas estarán obligadas a publicar datos más detallados de ESG y, eventualmente, los de sus clientes y proveedores, lo que acelerara a la adopción de estas normas por las PYMES”.

Preguntado sobre la actual situación de los mercados de deuda en tiempo de incertidumbre y deterioro económico-financiero y con la morosidad en aumento, ha declarado que “la inflación unida a altos precios de materias primas, llevará a empresas que tienen márgenes reducidos y que no puedan trasladar el incremento de costes a sus clientes a tener problemas, en un contexto de mayor dificultad en el acceso a financiación.” Concreto, no obstante, “que en empresas con un rating por encima de BB “nunca hemos tenido default.” Son empresas sanas con modelos de negocio robustos que están sabiendo navegar bien la situación actual con perfiles de amortización de deuda cómodos gracias a haber diversificado sus fuentes de financiación.